Avisar de contenido inadecuado

30/11/2011

Agobio

 

Martes insoportable.  Buenos Aires se prepara para resistir las primeras olas de un sofocante verano que asoma radiante y tórrido sobre una ciudad agobiada: de bolsillos vacíos, de esperanzas vanas, de balances fallidos y de sueños gastados. Ahí cercano, despunta el último mes del año. Diciembre se exhibe en las vidrieras de los negocios, se viste de fiesta para...

{
}

25/11/2011

Exilio

 

 

 

 

 

Poema Exilio de Alejandra Pizarnik

 

A Raúl Gustavo Aguirre

Esta manía de saberme ángel, sin edad, sin muerte en qué vivirme, sin piedad por mi nombre ni por mis huesos que lloran vagando.

¿Y quién no tiene un amor? ¿Y quién no goza entre amapolas? ¿Y quién no posee un fuego, una muerte, ...

16/11/2011

Un regalo para Lucía

El guardador de rebaños
 
Yo nunca guardé rebaños 
Pero es como si los guardara. 
Mi alma es como un pastor, 
conoce el viento y el sol 
y anda de la mano de las Estaciones 
siguiendo y mirando. 
Toda la paz de la Naturaleza 
sin gente viene a sentarse a mi lado. 
Pero yo quedo triste
como una puesta de sol 
para nuestra imaginación, 
cuando enfría el fondo...

16/11/2011

Si, después que yo muera, se quisiera escribir mi biografía...

Si, después que yo muera, se quisiera escribir mi biografía,

 Nada sería más simple.

 Exactamente poseo dos fechas -la de mi nacimiento y la de muerte.

 Entre una y otra todos los días me pertenecen.

Soy fácil de describir. He vivido como un loco.

 He amado a las cosas sin ningún sentimentalismo.

Nunca tuve un deseo que no pudiera colmar, pues nunca...

{
}

5/11/2011

Noviembre te nombra

 

Noviembre te nombra, diciembre te espera.

Afuera es viernes y hoy está lloviendo...

Sino te molesta un día te cuento...

como paso las horas, ahora que estás lejos.

Escondido en mi abrigo, arrullado a mi cuello

llevo tu recuerdo empapado de silencio.

Juego con los números, garabateo sueños

hago que trabajo y por las noches leo.

Todavía me enojo a veces con el espejo,

y tengo mis...

28/10/2011

De mis automedicaciones y otras yerbas...

Cuando quiero sincerarme conmigo misma, que en última instancia es la única con la que me interesa estar en paz, escribo. Algunas personas eligen ir al analista, someterse a las intimidantes sesiones de terapia. Yo no sirvo para eso, jamás me expongo ante nadie, siempre preservé mi intimidad ante todo. Eso de pagarle a alguien para que me escuche me parece patético, por eso elijo escribir....

25/10/2011

Poesia femenina

 

 Todo sea por amor

Tantas cosas he hecho por vos

que tengo que cuidar

que su recuento no te suene a reclamo;

porque todo ha sido hecho en virtud del amor

y los relámpagos y ciclones que solté

de la caja de Pandora

que un día me pusiste en las manos

sí, es verdad que han dolido,

que muchas veces me han arrancado piel de la raíz

y me han hecho buscarme el corazón

con miedo a no...

23/10/2011

Mensaje encriptado

El miércoles fuí al odontólogo, tenia pendiente un tedioso tratamiento de conducto. No sé porque siempre le tuve pánico al dentista, al ruido del torno, a los olores de los consultorios. Cuando entré a la sala de espera me encontré con una nena hermosa, con cara de ángel, de pelo rubio. Había venido del jardín y pasó a darle un beso a su mamá (mi dentista). El asunto es que esta pequeñita se...

19/10/2011

Yo y mi otro yo

Qué poco nos conoce hasta la gente más cercana a nosotros, me digo a diario. A veces pienso que todos somos seres extraños, misteriosos hasta para nosotros mismos. Yo a veces me reconozco como un ser bondadoso, noble... y en cambio otras veces pienso que en realidad puedo llegar a ser "siniestra". Pero no porque tenga un perfil psicótico ni nada de esas cosas, supongo que tengo mis mañas,...

18/10/2011

Eduardo Galeano

 

 

La noche /1

 No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta.

El diagnóstico y la terapéutica

El amor es una enfermedad de las más jodidas y contagiosas.

A los enfermos, cualquiera nos reconoce. Hondas

ojeras delatan que jamás dormimos, despabilados

noche tras noche por los abrazos,...